Errores que se cometen al intentar alquilar un piso como particular

alquilar un piso

Alquilar un piso es una decisión importante en la que hay que tener en cuenta muchos factores. Uno de ellos es contar o no con la ayuda de profesionales del sector que te aconsejen y ayuden a realizar esta tarea. 

La amplitud del sector inmobiliario permite que propietarios e inquilinos tomen muchas decisiones para alquilar un piso o realizar un proceso de compra-venta de su vivienda. 

Los profesionales del mercado son las personas que te ayudarán a valorar y alquilar tu vivienda sin tener que preocuparte por nada más, como veíamos en anteriores post

Iniciar un proceso de alquiler como particular comúnmente está vinculado a diversos errores que hacen de esta tarea un trámite largo, dificultoso y que se culmina sin éxito. 

Errores que se comenten al intentar alquilar un piso como particular 

Valorar tu piso en función del dinero que quieres obtener 

Valorar el piso que quieres alquilar en función del dinero que se quiere obtener con la gestión es uno de los errores más comunes. A la hora de alquilar un piso hay que tener en cuenta diferentes factores que determinaran el valor de su tasación. 

Tomar como referencia otros precios de viviendas similares 

Conocer el precio al que se han alquilado otros inmuebles de características y ubicación similares a la tuya puede ayudarte a fijar el precio de tu piso. Pero hay que tener en cuenta las fuentes de información y contrastar los datos pues puede haber datos no fiables que te inciten a tomar decisiones erróneas sobre el precio.  

No promocionar tu vivienda correctamente 

Uno de los aspectos más importantes es la forma de anunciar y promocionar una vivienda. Tener en cuenta aspectos como la calidad de las fotografías, el posicionamiento de los anuncios, el número de contacto proporcionado, la descripción del inmueble y la atención prestada afectarán a que los inquilinos potenciales dan el paso o no para visitar tu propiedad. 

Cuando se publican anuncios en los diferentes portales inmobiliarios todos los factores son clave para llamar la atención de inquilinos potenciales. 

Dejar los certificados para el final 

Los certificados energéticos, la cédula de habitabilidad, etc. Todos los documentos relativos a la vivienda son muy importantes a la hora de gestionar los trámites y proporcionar información a cualquier persona interesada. Esperar hasta el último momento o no disponer de los mismos solo te expondrán a una posible sanción. 

Realizar visitas sin registro 

Aunque parezca exagerado este es un aspecto clave. Dejar entrar desconocidos a tu propiedad será más seguro si las visitas forman parte de un registro. Así podrás tener el control absoluto de los posibles inquilinos a la hora de contactar, o no, con ellos. 

Modificar los precios para acelerar el alquiler 

Puede parecer una buena estrategia, pero a largo plazo no lo es. Poner el piso con un precio elevado y esperar a que lleguen las ofertas o bajar el precio de repente para acelerar los tiempos es una estrategia no recomendable. Los filtros que utilizan los inquilinos para testear los pisos harán que las viviendas de coste elevado pasen por alto y los precios demasiado bajos infravalorarán tu vivienda y obtendrás poca rentabilidad. 

No preparar la vivienda adecuadamente 

Los potenciales arrendadores visitan las viviendas buscando imaginar cómo sería su vida en ellas. Preparar tu piso de forma correcta, limpiándolo, acondicionando las estancias, destacando los puntos fuertes de la vivienda mejorará la experiencia del público e incrementará las posibilidades de alquiler. 

Iniciar el proceso de alquiler sin un calendario 

Alquilar un piso tiene diferentes fases, cada una de ellas es un aspecto clave en el proceso. Buscar la documentación, realizar las fotografías y la descripción son solo los primeros pasos. Las visitas, las ofertas, las reservas, la firma del contrato, etc. son los pasos siguientes y todos ellos deberán estar calendarizados y tenerse en cuenta a la hora de planificar el alquiler. 

No conocer el estado del edificio o barrio donde se encuentra la vivienda 

Una de las principales diferencias en los procesos de alquiler de una vivienda, es conocer perfectamente la localización en la que se encuentra. El estado de la vivienda, el poder adquisitivo del distrito y su localización respecto a puntos de interés harán tu propiedad más o menos atractiva para los visitantes. 

Juzgar a los visitantes 

Atender personalmente las visitas de tu propiedad te otorgará una impresión y un juicio sobre los posibles inquilinos que en ocasiones puede ser equivocado. Desconocer que es un inquilino AAA y contar con los factores pertinentes para analizarlo podrá hacer que descartes o selecciones a los inquilinos adecuados.  

Desconocer la normativa fiscal en vigor 

Tanto propietarios como inquilinos deberán realizar una serie de trámites como los depósitos de las fianzas, pagos de impuestos, etc. conocer la normativa fiscal evitará tener que hacer frente a sanciones y poder realizar los trámites de la manera correcta. 

No analizar a la competencia 

Si al poner tu casa en alquiler no consigues visitas o las que tienes no son tan efectivas como te gustaría, puede ser porque existen viviendas similares en la misma zona que están acaparando toda la atención. Hay que conocer estas viviendas y qué características las hacen más interesantes o atractivas. 

Estos son solo algunos de los errores más comunes que se comenten al intentar alquilar un piso como particular. Contar con profesionales, como los que forman de nuestro equipo, evitará cometer todos estos errores y agilizará los trámites de alquiler de tus propiedades y te ayudará a conseguir los resultados que buscas. Contacta con nosotros y te aconsejaremos desde el primer día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *