Las tasaciones en el proceso de alquiler de una vivienda

alquiler de una vivienda

La tasación de una propiedad es un elemento imprescindible para justificar el valor del alquiler de una vivienda. 

¿Qué es una tasación?

La tasación es la valoración de un bien; siendo más concretos, una tasación es un documento que realiza un profesional cualificado y tiene como objetivo establecer el valor de un bien en función de unos criterios establecidos y siguiendo una metodología adecuada para el fin propuesto. 

Las tasaciones de los bienes están sujetas a una normativa legal que establece unos criterios y una metodología determinadas para realizarlas. Además define qué profesionales están cualificados para llevarlo a cabo. 

¿Para qué sirve una tasación? 

Una tasación sirve para conocer el valor de un bien; el precio que tiene un producto si se va a comprar. Siguiendo la normativa, los profesionales cualificados obtienen un valor actual del bien que es equivalente al valor que tiene ese bien en el mercado. 

Los casos más comunes de tasación se realizan cuando se va a solicitar una hipoteca, se va a vender una casa o va a comenzar el proceso de alquiler de una vivienda. En estas ocasiones es necesario conocer el valor del mercado de la propiedad para ajustarse a los precios del sector. 

¿Qué tipos de tasaciones existen?

Cualquier bien puede ser tasado, pero para el proceso de alquiler de una vivienda es necesario conocer determinados tipos de tasaciones como las tasaciones de pisos, de viviendas unifamiliares, de fincas o judiciales. 

Al hablar de tipos de tasaciones hay que diferenciarlas de los documentos de valoración. Existen diferentes documentos de valoración que en ocasiones se utilizan también como tasaciones: 

  • Valoración inmobiliaria: cualquier persona o aplicación informática puede hacer una valoración. Siempre que se entienda por valoración la acción de dar un valor aproximado acerca de un inmueble.  En la actualidad existen muchas páginas y aplicaciones que hacen valoraciones gratuitas o a un determinado precio. Las inmobiliarias también pueden hacer valoraciones. Hay que tener en cuenta que las valoraciones no son válidas de forma oficial ante ningún organismo.
  • Informe de valoración: este tipo de valoración, tiene que ser realizada por un técnico competente, bien un arquitecto, un arquitecto técnico, un ingeniero, etc. Estos documentos de valoración son válidos ante cualquier administración u organismo oficial, cuando el técnico que la realiza acredite los conocimientos propios en la materia a valorar. Si la finalidad del informe es hipotecaria se considerará una excepción. 
  • Tasación hipotecaria: es una valoración inmobiliaria emitida por una sociedad de tasación homologada. Este documento tiene que estar firmado por un técnico competente que colabore activamente con una sociedad de tasación. De forma que, la sociedad en la que colabora supervise el trabajo y lo apruebe. Las tasaciones hipotecarias se realizan habitualmente para solicitar hipotecas a los bancos aunque también son válidas en otros casos. 

¿Cómo se realiza una tasación?

Al iniciar el proceso de alquiler de una vivienda en ocasiones se solicita una tasación por parte del propietario. El tasador encargado de realizarla se dirige al registro de la propiedad para comprobar que la información facilitada con la información registrada. 

Los tasadores se fijan en una serie de requisitos para llevar a cabo la tasación:

  • Estado del edificio: si el edifico está recién construido, viejo o rehabilitado influye a la hora de valorar la vivienda. Las inspecciones técnicas y el aspecto exterior (fachada, ventanas, etc.) también influyen en su valor. 
  • Ubicación de la propiedad: es esencial para el alquiler de una vivienda. Si el edificio está ubicado en una buena zona se reflejará en la tasación, del mismo modo que si se encuentra en un barrio lejano, ruidoso o problemático.
  • Superficie: los metros cuadrados de la vivienda influirán en el valor de su tasación pero también su conservación y distribución. 
  • Iluminación: la orientación de la vivienda es un aspecto clave. La luz natural y su situación con respecto a la misma tendrá una mejor o peor valoración. Las vistas también se tienen en cuenta. 
  • Distribución: el tasador tiene que fijarse en si la distribución de la vivienda es razonable y se adapta a lo que el mercado demanda. 

¿Cómo se fija el valor de la vivienda?

Teniendo en cuenta los anteriores requisitos el tasador analiza el mercado de viviendas en el entorno de la vivienda a alquilar. Busca y compara diferentes pisos en alquiler y así conoce sus características y sus precios. Con un muestreo puede realizar una tasación más efectiva sobre el valor de la casa. 

Una vez fijado el valor de la vivienda, el tasador prepara el informe en el que incluye las referencias municipales, firma la tasación y lo envía a la tasadora para verificar que todo está correcto y sigue la normativa y los índices de calidad. 

Disponer de un informe de tasación aporta seguridad a los propietarios ante el proceso de alquiler de una vivienda. Si quieres saber más sobre el valor de tus propiedades o sobre el proceso de alquiler no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 91 373 80 40 o el correo electrónico cliente@onerent.es . 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *