¿Qué hacer cuándo vas a heredar una vivienda?

El principal activo de las herencias son las propiedades inmobiliarias, por ello hoy explicamos qué hacer al heredar una vivienda. 

Juan trabaja como administrativo en una empresa de exportación de muebles. Actualmente está casado y tiene dos hijos. Hace menos de seis meses recibió como herencia la gran casa de sus padres y descubrió que no todo es tan sencillo como pensaba. Juan tiene muchas dudas sobre el proceso y se encuentra con trámites que no sabe como resolver. Si a ti también te ha pasado esto, tranquilo, en nuestro post de hoy te enseñamos qué hacer cuando vas a heredar una vivienda. 

En nuestro país, cuando el propietario de una vivienda fallece la opción mayoritaria es la herencia. Según el Instituto Nacional de Estadística, este año se han heredado 13.448 pisos. 

La herencia se postula como la opción más recomendable a la hora de traspasar propiedades entre personas. Aunque existen otras vías como las donaciones, la herencia es la opción más elegida, a pesar de los impuestos y las regulaciones estatales y autonómicas que existen sobre la misma. 

¿Qué tienes que tener en cuenta cuando vas a heredar una vivienda? 

La base imponible

La base imponible hace referencia al valor de la herencia recibida. Sobre ese valor se realiza la liquidación del impuesto de sucesiones. Una vivienda no puede donarse de forma gratuita ni puede venderse por un precio simbólico. Hacienda se encarga de revisar el valor de los bienes y el pago de los impuestos correspondientes a la hora de recibir la herencia. Si esto no se cumple se impondrá una sanción económica. 

Toda propiedad posee un valor mínimo a efectos fiscales y en consonancia con ese valor se calculan todos los impuestos que tienen que pagarse (sucesión, plusvalía, municipales, etc) Cada comunidad autónoma se rige por unas deducciones y bonificaciones diferentes pero siempre respetando la normativa vigente a nivel estatal. 

Cada CCAA dispone de unas tarifas a aplicar sobre el total de los bienes heredados en función de la cuantía. Después cada región aplica distintas bonificaciones en función de diversas características. 

Los impuestos 

Cuando se recibe una herencia o una donación (una transmisión entre personas vivas), el sujeto que lo recibe es el encargado de pagar los impuestos asociados a recibir una vivienda, el Impuesto de sucesiones y donaciones. La regulación de esta normativa se lleva a cabo por las comunidades autónomas que presentan legislaciones muy diversas en esta materia. 

Recibir una vivienda a través de una herencia tiene una reducción del 95% en la base imponible según la ley y sobre esta se calcula el impuesto de sucesiones. Pero como señalábamos arriba, las comunidades autónomas pueden modificar este porcentaje, modificar los límites y aplicar bonificaciones a las cantidades a pagar. 

El IRPF recae sobre las personas que dejan una herencia. No se realiza el pago de ninguna cantidad en concepto de IRPF, pues las personas fallecidas están exentas, por motivos obvios, de realizar esta tributación. En cambio se la transmisión se realiza mediante una donación, la persona que la realice si deberá declararlo. 

El pago de la plusvalía municipal o impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana corresponde a los herederos. Este impuesto grava el incremento de valor que sufren los terrenos urbanos. Es la mayor carga tributaria para los receptores de la herencia cuando se refiere a bienes inmuebles con antigüedad. 

La ubicación del inmueble 

Otro aspecto a tener en cuenta es la ubicación del inmueble.Cuando se recibe una herencia es fundamental conocer dónde se encuentra ubicada la propiedad y el lugar de residencia de la persona que realiza la herencia. Esto es importante porque el pago del impuesto de sucesiones tiene que realizarse en la comunidad autónoma donde vivió el fallecido independientemente del lugar de residencia de los herederos o de la ubicación del inmueble. 

Grado de parentesco 

En las herencias también es relevante el grado de parentesco de los herederos, su edad y los fines a los que se destinará la vivienda. La ley regula las reducciones en función de los grados de parentesco de la persona que realiza la herencia y quien la recibe. 

Del mismo modo que existen diferentes regulaciones en cada CCAA, también se aplicarán diversas bonificaciones en función de los grados de parentesco de las partes. 

Por último, para recibir una herencia es obligatorio formalizar el documento público. Pues en las sucesiones la transmisión de las herencias no se hace efectiva hasta que el testador fallezca, lo que le permite alterar las condiciones sobre la herencia. 

Las propiedades inmobiliarias siguen siendo la principal inversión de los españoles, por ello se convierten en el principal activo de las herencias. 

Ahora Juan ya tiene claro que hacer con la vivienda que ha heredado. Conocer estos conceptos es necesario para evitar conflictos y malas transacciones relacionadas con las herencias. Si has heredado o vas a heredar una vivienda y no sabes como llevar a cabo los tramites para gestionar su alquiler, ponte en contacto con nosotros y haremos de esto una tarea sencilla en la que tu tranquilidad será nuestra principal preocupación.

Visita nuestra web, llámanos (91 737 80 40) o escríbenos cliente@onerent.es para conocer toda la información que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *