Vivienda en alquiler: el valor de los intangibles

vivienda en alquiler

La clave del éxito en el proceso de poner una vivienda en alquiler ser basa, en gran parte, en el equilibrio entre las características de la vivienda y la capacidad de identificación y proyección de la vida dentro de ella. 

Los metros, la localización, el valor de la vivienda… son factores muy importantes en el proceso de alquiler. Todos ellos son necesarios para la valoración de una propiedad. Pero además de los atributos tangibles hay que tener en cuenta las características intangibles, es decir, los atributos añadidos que harán que una vivienda en alquiler tenga más posibilidades de cobrar una nueva vida. 

El valor de los intangibles reside en su capacidad para propiciar que una simple vivienda se posicione como la opción perfecta para un inquilino capaz de imaginar su vida en ella. 

Los intangibles provocan necesidades y deseos en los potenciales arrendatarios. 

¿Qué elementos intangibles ayudan en el proceso de alquiler? 

  • La distribución 

Dejando a un lado los metros de la vivienda, los pilares de carga, las paredes, las columnas etc, una vivienda puede tener, o no, una buena distribución. Por ello, es necesario tener y proporcionar alternativas sobre cómo sacar el máximo partido a los metros cuadrados disponibles. Probar diferentes opciones de colocación del salón y los dormitorios, cambiar el mobiliario y estudiar diferentes opciones que ayuden a maximizar los espacios y aprovechar los rincones. 

  • La iluminación 

Una vivienda en alquiler con buena iluminación natural es un aspecto muy positivo a la hora de presentar una casa. La posibilidad de ahorrar en luz y en calefacción es un factor clave a la hora de decantarse por un inmueble u otro. 

  • La orientación 

Relacionado con el punto anterior encontramos la orientación. Esta tiene relación directa con la cantidad de luz que la casa reciba, pero sobre todo con el frío o el calor que hará en la vivienda. Además la orientación también se relaciona con la ventilación cruzada, otro atributo intangible que tener en cuenta para el alquiler. 

  • Conexiones

Como decíamos en anteriores posts, la zona donde se sitúa la vivienda es muy importante para todas aquellas personas que buscan una casa. No solo influye el barrio, el bloque de pisos o la población de la zona. La cantidad de conexiones disponibles, es decir, la facilidad de accesos de los medios de transportes (públicos o privados) permiten ganar puntos. Vivir al lado de una boca de metro, enfrente de una parada de autobús o en una calle con aparcamiento gratuito, son algunos de los factores que influyen en el valor de la vivienda. 

  • Servicios

Tranquilidad y aislamiento o bullicio y cercanía al centro. Cada persona tiene unas preferencias a la hora de elegir una nueva casa, pero hay algo que todas ellas tienen en común. Cuando un inquilino busca una nueva residencia valora de forma muy positiva la cercanía de servicios y comercios. Es clave estudiar la zona donde se encuentra la vivienda para sacar el máximo partido a todo lo que ofrece. 

No destaques solo los servicios básicos: farmacia, colegios, hospitales etc. provoca necesidades y deseos desconocidos en los inquilinos potenciales. 

Los intangibles, junto con otros factores, son elementos indispensables en el alquiler de una vivienda. Con ellos se calculará el valor de la propiedad durante el proceso de tasación, del que te hablaremos en nuestro siguiente post. 

Tener una vivienda en buenas condiciones, explotar sus intangibles y saber llenarla de vida de una forma acogedora evitando la personalización acelerará el proceso de alquiler de la misma. Disponer de un asesoramiento personalizado y exclusivo como el de OneRent asegurará su alquiler. 

 Alquilar pisos lo hacen muchas agencias, dar vida a nuevos hogares solo las mejores. ¿Nos conocemos? Escríbenos a cliente@onerent.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *